jueves, 8 de septiembre de 2011

Desilusión amorosa





Sentada en un banco del parque minuto tras minuto a la espera. Me abrazo las rodillas rogando que el reloj detenga su eterna vuelta y le permita llegar a tiempo, pero sé que es imposible. Siempre atrasado. Siempre tarde. Nunca presente. Suena mi celular y sin necesidad de leer el mensaje sé que es él. Que me dice que lo espere en un bar, que pida algo que cundo él llegue lo paga, pero no llegara. No dispuesta a perder tiempo y dinero nuevamente, envió un mensaje del que recibo respuesta afirmativa en un instante. Me levanto y me marcho, porque sé que mi amiga nunca me falla.

2 comentarios:

  1. Aww ps si no? los amigos siempre estaran ahi!! pero si queria que esa respuesta fuera de el!! (seeh no me guie por los titulos xD)

    saluditos!! ^^

    ResponderEliminar
  2. q hdp el tipo... hummmm la imagen me da tristeza :(

    ResponderEliminar