sábado, 3 de noviembre de 2012

Descarga a tierra....

Odio el silencio. Odio tu silencio. No hay palabras, no hablas y yo solo te miro. Intento descifrar tus gestos y  me pregunto si alguien mas lo intenta o solo soy yo la que nota que algo ha cambiado. Te vigilo pero aparto la mirada en cuanto creo que volteas a verme. Todo es tan frió  Me pregunto si solo es un juego o de verdad  no te animas. Solo tengo tus palabras para cerciorarme de que no fue un sueño. Me pediste que confiara y confié. Aquí me tienes desorientada. Me pediste que me soltara y me solté. Ya no sé por donde seguir y mil preguntas asaltan mi cabeza. ¿Qué si di lo suficiente?  ¿Qué si hubiese dado mas? ¿Y si no hubieses sido tu? ¿Habría hecho mas o menos?
Solo se que todo fue muy rápido... y así de rápido se fue... Dijimos que teníamos que ser pacientes y no nos hicimos caso. Me ilusioné, lo sé. Lo que no sé, es si fue con algo que no era o con algo que no dejamos ser. Me duele pensar que fui ingenua y le duele a mi orgullo admitir que de esto no se nada. Si fui un juego espero que te hayas divertido. Si no fue así, te alegrara saber (que conste mi ironía) me duele escuchar tu nombre.
Tal vez sea infantil, pues nada paso entre nosotros. Nada mas que palabras. Pero aún así salí lastimada, por ahí por mi cobardía por ahí por la tuya. Sea lo que sea, fuiste y seras el primero en decirme te quiero. Ver que luego de esas palabras fue como si nada pasara, como si ya no nos conocieramos, me dolió. No creo que jama leas esto, que mas da... Tal vez es un alivio saber que ya no voy a sentirme humillada. Solo me descargo, por acá el que creo mi lugar. Trato de lidiar con mis insignificantes problemas, que para mi son un mundo....



1 comentario: